Красноярский сайт VenCOR

 

ICQ

xxxxxxxxx

 

началотеленовелыфильмыгалереястатьиссылки аудио / видео аудио / видео

english espanol ***  VENEVISION  ***  RCTV  ***  MARTE  ***  SKY QUEST  ***  IGUANA PRODUCCIONES  ***

Aguas Turbulentas (2002)

Aguas Turbulentas

 

Maria Edilia Rangel

Luis Manuel Nessy (Ricardo)

Luisana Beyloune (Demetria)

Caridad Canelon (Eneida)

Carlos Villamizar (Heriberto)

Aroldo Betancourt (Don Julio Sánchez)

 

Idea Original:

Román Chalbaud

 

Escrita por:

Román Chalbaud

y

Gregorio Scala

 

En una población, un tanto lejos de la capital, seres humanos conviven en una pensión maravillosamente construida bajo en mando de Eneida, una mujer que podríamos llamar la Doña Bárbara de hoy. Bajo su mando, se hacen y se construyen los sueños de todos los que merodean a diario la pensión, las paredes se pintan con las historias de los seres que han rodeado el paso, la estadía y la existencia del tiempo en ese lugar. Dicha pensión, es para Eneida el todo, allí están los que han vivido y han dejado vivir, ahí está el sentir y el padecer, en sus pisos está el olor y en el ambiente están las voces del ayer y de hoy.

Vivir en esta pensión, es para Eneida un hecho de vida. En sus corredores y habitaciones pareciera que se ha detenido el tiempo para algunos, en otros la lucha por salir y buscar un nivel de vida más elevada, es lo que marca a ciertos y específicos personajes, otros, sólo buscan existir, tal es el caso de Don Julio Sánchez, donde su búsqueda de ambición económica aunada al amor que siente por la hija de Eneida, le enturbia el pensamiento, y le domina más la razón que el amor, la cual le oscurece las relaciones con su suegra, lo que le lleva a enfrentarse con ella y donde su egoísmo y el no saber entender las razones de vida y el desafío que ha perdurado en Eneida para sobrevivir en un medio hostil, con sus encantos y nostalgias, desembocan en negras discusiones razonables e irrazonables.

En la popular y pintoresca pensión, los personajes conviven como una gran familia. Don Heriberto, un viejo y abandonado pensionado, desvaría por momentos en su atormentada cabeza, actuando como profeta de un posible desastre que se avecina. En él, estarán los futuros y premonitorios sucesos que vendrán en forma de diluvio a través del desarrollo del guión. Don Heriberto, siente que es el abuelo, aun sin serlo, del niño Rodrigo, quien posee una mascota, la cual será también un símbolo al final de la historia, como rememorando un arca de Noé.

Rodrigo, quien es hijo de Maigualida, respeta y admira a su abuela Eneida, quien a pesar de haber permitido la relación de su hija con Don Julio Sánchez, y de haber tenido a Rodrigo fuera del matrimonio, acepta las visitas de este hombre en su casa, la cual realmente le pertenece a Don Julio y quien le pedirá su desalojo, petición que desencadenará enfrentamientos entre su hija y ella.

En esa misma pensión viven Graciela y Demetria, esta última, es, en apariencia, la más cándida e inocente de la historia, pero repentinamente se entregará en una noche de lluvia y relámpagos en los brazos del recién llegado Ricardo, el hombre que ejecutará la orden de Don Julio Sánchez. Demetria pareciera seguir los pasos de Graciela, una mujer atrevida y seductora, capaz de enfrentarse a cualquier hombre para hacer respetar sus derechos como mujer, pero a pesar de su carácter fuerte y arrollador, siempre sucumbe ante el hombre de toda su vida, Pedro. Un policía que la ha amado siempre y que estará dispuesto a recuperar su amor, cueste lo que cueste, a pesar de haberle traicionado con otros, en especial con el bueno para nada de Gregorio, un chulo que la vive a diario sin ningún tipo de escrúpulos.

Ahora Don Julio Sánchez, rico empresario de la zona, quiere desalojar a todos los habitantes de un sector del cual es dueño, para construir un gigantesco centro turístico, pero su único problema será una casa que está en un punto estratégico del proyecto, pero que escapa de sus manos pues no ha podido comprarla. De ese modo, Don Julio toma la decisión de contratar a un sicario de nombre Ricardo quien será el encargado de cumplir sus órdenes. Dicha casa sólo está habitada por una madre y su hijo, el joven Santiago.

Mientras ocurre esta orden, Don Julio le prepara el terrero a su suegra Eneida y a su hija Maigualida, para que se vayan a vivir a Caracas. Esta última desea con ansia vivir en la capital, mientras que su madre no, son años viviendo allí y su vida pertenece a ese lugar. Al no querer mudarse Eneida a Caracas, Don Julio entra en cólera y ambos se enfrentan, hasta el punto de que Eneida le dice: "primero muerta, nadie me sacará de este lugar". Eneida, es una mujer que jamás remplazaría su casa, por un apartamento u otra casa en cualquier lugar del mundo, eso sólo le traería desconsuelo y nostalgia. La petición de Don Julio de abandonar la pensión, llena de cólera a Eneida, quien se niega rotundamente. Mientras ocurre esa acalorada situación entre ellos, la naturaleza confabula contra todos. Las lluvias continúan sin parar, acentuando cada día más una posible tragedia donde nadie la ve, pero que se respira en el ambiente. Las discordias, los amores y desamores, la justicia y la injusticia se preparan para ser lavadas por miles de litros de agua que caen del cielo, como si alguien llorase al ver tanto enfrentamiento entre la civilización, que no ve más allá de sus ojos, y sin querer hacerles daño, las gotas de agua o lágrimas quizá, convierten todo en una gran catástrofe, donde mueren inocentes y culpables.

La naturaleza se hace presente en los personajes, como queriéndose mezclar con ellos, pero de una manera terrible, quitándoles en ese momento la vida, después de haberles dado tanto.

Algunos de los hombres de esta historia se ven arrastrados por las Aguas Turbulentas, como si limpiasen los suelos del terror al que nos enfrentamos a diario, como si nos llamaran a reflexión. Pero a pesar de todo, esos hombres llevados por la corriente al fondo del horror, estarán allí, hablándonos y diciéndonos que seguir, seguir viviendo, pase lo que pase.

 

29/08/2006:

Доринай Кастильо,

Милагрос Бульоса

 

26/08/2006:

Хосе Феликс Карденас,

Лаура Муньос,

Мирела Мендоса

 

24/08/2006:

Клаудиа Рейес,

Каролина Муцциотти,

Корина Асопардо,

Калена Диас,

Кассандра Теппер,

Каролина Кристанчо,

Каролина Лопес,

Кристина Рейес,

Альба Вальве,

Асабаче,

Ана Карина Касанова,

Ана Мария Симон,

Гладиушка Акоста,

Алисия Мачадо

 

19/08/2006:

Йерлинг Остос,

Суси Эррера,

Рауль Оливо,

Глэннис Колина,

Лауреано Оливарес

 

16/08/2006:

Анарелла Боно,

Сесар Суарес,

Джимми Кихано,

Тианни Сантос,

Наташа Молл,

Нума Дельгадо,

Мануэль Соса

 

13/08/2006:

Моника Рубио,

Карла Ортис,

Марианхель Руис,

Джанкарло Паскуалотто

 

08/08/2006:

Кристиан МакГаффни,

Ванесса Пальяс,

Ана Мария Симон,

Ана Сармиенто,

Алехандро Мата,

Моника Паскуалотто,

Даниела Виельма,

Франсиско Медина,

Кане Веласкес,

Карлос Аугусто Мальдонадо,

Андрес Суарес,

Кристобаль Ландер,

Хосе Мадониа,

Хулиан Хиль,

Лилиана Мелендес,

Луис Олаваррьета,

Норелис Родригес,

Ребека Алеман

 

05/08/2006:

Александра Родригес,

Анастасия Маццоне,

Жан Поль Леруа,

Рафаэль Новоа

 

25/07/2006:

Даниэль Челини,

Исмаэль Ла Роса,

Натали Навас,

Себастьян Веласкес,

Майкель Вискайа,

Ванесса Поссе,

Дамиан Хеновесе,

Джаннина Алвес,

Мария Антониэта Кастильо,

Хессика Грау

 

20/07/2006 (сайты):

 

20/07/2006 (фото):

Кристина Дакоста,

Андреина Перес,

Марджори Магри,

Корина Мендоса

Абриль Шрайбер,

Флор Элена Гонсалес,

Шейене Герарди,

Андреина Йепес,

Ана Беатрис Осорио

Клаудиа Ла Гатта,

Эрика Шварцгрубер

 

15/07/2006 (фото):

Моника Спеар,

Освальдо Маго,

Илеана Алома,

Адольфо Кубас,

Алехо Фелипе,

Антонио Куэвас,

Араселли Прието,

Беатрис Васкес,

Карлос Арреаса,

Сесар Бенсид,

Дейалит Лопес,

Эдуардо Серрано,

Федра Лопес,

Флавия Глеске,

Франсис Руэда,

Гонсало Куберос,

Хосе Анхель Авила,

Хосе Ромеро


Поиск: на: